Jimmy

¿A qué te dedicas?

Deja un comentario

Parece una pregunta tonta, pero que se vuelve complicada cuando eres un artista que casi nadie conoce. Peor aún si por eso tienes otra profesión que te trae más dinero y paga tus cuentas, lo que hace que todos piensen que solo haces otras cosas como hobby.

Estuve por primera vez en un escenario en el 2002. Hasta el 2008 hice muchas obras amateur sin ganar nada de dinero, pero justamente en aquél año fui invitado para hacer un recital en una feria del libro en Brasil – y fue la primera vez que cobré para hacer un trabajo como actor. Después de eso, esta carrera que ya parecía haber empezado volvió a ser un sueño lejano. Seis años después, tuve que mudar de país y pasar dos meses exclusivamente estudiando actuación y pasando el rato con actores para que yo pudiera salir del closet como actor.

Creo que era el 2004 cuando empecé a escribir, pero solo me dije escritor casi una década después, cuando publiqué mi primer libro. Jeff Goins, escritor y blogger americano cuya especialidad es escribir sobre escribir, dice que uno tiene que decirse escritor y sentarse frente a la pantalla en blanco todos los días. No debes solamente tener buenas ideas y reclamar que nadie te quiere publicar. Siéntate, escribe y dile a ti mismo y a los otros “Soy un escritor”.

Pero no es siempre que uno puede asumirse artista. El mundo sólo reconoce las celebridades, los nominados al Oscar, los actores de telenovelas y los que logran llegar al top 100 musical o a la lista de best sellers. El artista anónimo, a veces, tiene que vivir en el closet. Nadie quiere alquilar su departamento a un actor desconocido, porque suponen que él no tiene plata. Algunas empresas no quieren dar trabajo a un músico que aún no es exitoso, porque saben que él se va el día que tenga millones de vistas en Youtube. Y siempre queda la pregunta – ¿se dedicará tanto a este trabajo cuanto a la carrera que realmente quiere tener?

Dejo aquí un mensaje a los empleadores: si, quizás más que uno que solamente se dedica a este trabajo. Ningún artista hace algo que no le guste, a pesar de que necesite el sueldo. Yo me considero una persona de suerte, porque la profesión que me sostiene actualmente también me apasiona. Y si no me gustara tanto enseñar Inglés, yo probablemente estaría trabajando en una librería con una sonrisa en la cara.

Pero uno tiene que ser cuidadoso. A veces, la profesión que debía pagar tus cuentas se transforma en el centro de tu vida. En la película Flakes (2007), el protagonista Neal es confrontado por su novia: ¿él era un músico que administraba una cafetería o un gerente de cafetería a quién le gustaba tocar la guitarra en los fines de semana?

Por mucho tiempo fui un profesor de Inglés que escribía y soñaba volver a la actuación. Ahora soy un actor, escritor y profesor de Inglés. Parece solo un juego de palabras, pero es la decisión más importante que ya tomé.

Y tú, ¿a qué te dedicas?

businessman wearing  paper bag

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s