Jimmy

Sólo quería unas chelas

1 comentario

10369144_10205407780252268_6138186726275759515_n

Desde que descubrí este bar, en la esquina de Bonilla con La Paz, es allá a donde voy. La chela es barata, el lugar es bacán y siempre hay un amigo perdido por ahí. Iba solo a emborracharme, pero te llamé. Mala decisión. No sé si fueron tus ganas de echarte en la mesa de billar, tu voz tranquila pero enérgica, tu estilo rocker medio inocente o todo eso a la vez que me hicieron decirte, luego que se apagaron las luces y estaba en fin ebrio “Me gustas un culo” y me respondiste agarrando tu trasero “¿Un culo?”, haciéndome reír como un huevon. En realidad, puede haber sido esto: me preguntaste qué tipo de persona me gustaba, respondí con una descripción tuya e hiciste lo mismo cuando te pregunté. O cuando, después de toda una noche de coqueteo, nos besamos y te diste cuenta que mi corazón latía fuerte. “Me pasa cuando realmente me gusta alguien” te confesé sin otra opción. Sonreíste. Hasta ahora no sé si te pareció lindo o ridículo. Quizás los dos.

No sé cuantos besos miden lo que está pasando entre dos personas. “Somos amigos” dijiste, mientras discutíamos por celos que sabía que no debía tener. Los taxistas nos miraban, a pesar de que no hacíamos ningún escándalo. Esperaban un beso gay en la vereda a las seis de la mañana, para tener de que renegar con sus clientes más conservadores. “Amigos y ¿nada más? ¿No pasa nada entonces?” te pregunto, y sé que soy un pesado. Pero prefiero ser pesado que perder mi tiempo con salidas sin sentido.  Estás cansado, dices que no debíamos discutir eso ahora y tienes razón. Dejo que entres a tu taxi sin siquiera abrazarte. No sé por qué me puse tan molesto si hace años busco esta combinación: algo tímido, loco, borrachín, gracioso, seguro sin creerse lo máximo y tierno sin intentar ser santo.

Sólo quería unas chelas, no debías haber venido. Pero estás en esta puta canción que no dejo de escuchar. Estuviste también en esta conversación que tuve con un amigo, borracho en la calle a las 2 de la mañana, cuando él me dijo que no me entregue tanto “Pero yo soy un vaso de whisky, no una cerveza”, le dije. Creo que me dijiste que no te gusta el whisky. Una razón más para que no te llame la próxima vez que quiera emborracharme.

Anuncios

Un pensamiento en “Sólo quería unas chelas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s