Jimmy

Los chicos de Kazajistán

Deja un comentario

Hace un mes, lo único que sabía de Kazajistán era que rimaba con Pakistán.

Ahora sé que es un país que habla dos idiomas (Kazajo y Ruso), que su capital era la ciudad de Almatý hasta el 1998, pero que ahora es la ciudad planeada Astaná y que su presidente Nursultan Nazarbaye no sale del poder desde 1991. Descubrí también que es muy fácil querer a un kazajo.

“Explora el mundo a través de los ojos de otra persona”, dice la página de Periscope.  En mis primeros días en la aplicación, más que hacer transmisiones, me enganché con la posibilidad de viajar por todo el planeta desde mi cama. Como en “1984” yo tenía en mis manos una pantalla que me enseñaba lo que se pasaba frente a todas las otras.

Después de jóvenes borrachos en Dublín, niños gritando en el recreo en Estocolmo, y una familia americana aderezando su pavo para el Thanksgiving en Nueva York, llegué a una clase de matemáticas en una universidad de Astaná.

Ahí estaba mi primer amigo euroasiático.  Un chico en sus veinte años, muy carismático, que se esforzaba para responder lo que yo le preguntaba en Inglés. Así es en Periscope: el que hace la transmisión puede leer tus preguntas, pero no te ve. Aún así, a veces hay una química increíble. Siempre que entraba a sus trasmisiones, mi brother kazajo me saludaba con mucho entusiasmo. Lo veía hablar por horas sin entender una palabra, pero estaba tan enganchado que era imposible apagar el iPad.

Ya podía verme llegando a la futurística Astaná para conocerlo.

640px-Central_Downtown_Astana_2

Astaná. Foto de Ken and Nyetta.

Pero después de 3 días prácticamente sin dejar de transmitir cada detalle de su vida, él desapareció – y me dejó con mucha curiosidad acerca del pueblo Kazajo. En sus transmisiones veía gente simpática y alegre como jamás imaginé en un país tan lejano y aparentemente tan diferente.

Seguí buscando un nuevo amigo en este país, y lo encontré. Días después me quedé mirando su transmisión, en la que no decía nada. Sólo miraba a la camera esperando que yo, su único televidente, le saludara. No le escribí, hasta que le escuché decir “Salam aleikum“.

Si, 70% de la población del Kazajistán es musulmana, incluso mi nuevo amigo. Pero no se engañen con la etiqueta: él es barman, practica lucha libre y tiene una mirada bastante dulce. Por whatsapp nos hemos enviado fotos de nuestras vidas – yo de mis shows de stand-up comedy en Barranco, él de su rutina en el bar de un hotel en Almatý.

almaty-city-kazakhstan-night-view-5

Almatý, antigua capital y ciudad más poblada del Kazajistán.

Y a pesar de que él casi no habla Inglés ni yo tampoco hablo Ruso – olviden el idioma natal, los jóvenes sólo hablan Ruso por allá – siempre conversamos. Nos saludamos, enviamos fotos de nuestro día, vemos las transmisiones uno del otro y nos saludamos con mucho cariño cuando entramos en vivo.

Tal vez jamás nos encontremos en persona. Pero lo importante es que estamos aprendiendo algo: un joven brasilero gay que vive en Lima puede ser amigo de un joven Kazajo musulmán de Almatý.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s