Jimmy

El mundo no te odia

Deja un comentario

Quería decirte algo: no necesitas ponerte a la defensiva. No siempre alguien que te mira te está juzgando. No siempre una risa es de burla. No todos los motoristas quieren atropellarte.  No todos que tienen una pistola en la mano la van a apuntar hacia ti.

El mundo, tal vez, nunca llegue a ser justo. El prejuicio, la prepotencia y la crueldad siempre existirán. Días de mierda, violencia injustificada, jefes huevones, el racismo caleta, la homofobia declarada, mañanas de frío sin agua caliente, la explotación laboral, desastres naturales,  el machismo institucionalizado, niños maltratados y taxistas sin vuelto no desaparecerán de este mundo. Algunas de esas cosas pueden pasar cada vez menos, pueden volverse más sutiles, pero sólo morirán por completo cuando los seres humanos entremos en extinción.

Pero tú y yo sabemos esto. Y no te escribo para que te acuerdes de los motivos que te hacen odiar el mundo – o creer que él te odia. Te escribo porque quiero que ustedes hagan las paces.

IMG_0915-0

La puesta de sol que dura un segundo en un día nublado, los besos que no esperabas, las lucecitas de Navidad,  el olor del pan caliente, bailar hasta que te duelan los pies, un libro nuevo, un trago el viernes después del trabajo, un orgasmo, un orgasmo con alguien que de verdad te gusta, comer torta en tu cumpleaños, el ruido del mar, ¡el momento en que el DJ pone TU canción! Podría seguir con la lista, pero mejor te hago otra:

Para cada homofobico que comenta tonterías en las páginas web de los periódicos, cientos de bebés y perritos se hacen amigos en los parques de la ciudad.

Para cada trabajadora despedida por haber disfrutado de toda su licencia maternidad, alguien arriesga su vida para salvar la de un desconocido.

Para cada señora que humilla a su empleada, payasos voluntarios hacen reír a niños con cáncer en todo el mundo, a diario.

Para cada niño que es víctima de bullying en el colegio, miles de personas pasan sus noches llevando comida y abrigo a los que viven en las calles.

La vida es pendeja y muy sorprendente. El mundo es cruel y mágico. Y las personas pueden ser mucho mejores que pensamos.

Deja que el mundo te ame, no te vas a arrepentir. Te lo prometo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s