Jimmy

Eres

Deja un comentario

lima-sunset-pink

Eras un chibolo de dieciocho, como yo. Luego un chico cinco años mayor, que tenía un paraguas azul.  No, tenías mi edad pero eras de otro país y hablabas otro idioma. Te encontré, y perdí años de mi vida por eso. Por cierto, eras ese chico lindo de las manos perfectas. Hasta fuiste un huevón que sólo vi una única vez. O ese otro chibolo de dieciocho que tiene el rostro más tierno y la piel más suave de esta ciudad. No eres ninguno de ellos. Quizás solo eres una creación mía o las ganas de no morir como el tío que paga tragos a los jovencitos en la discoteca. Eres la esperanza de no ser alguien triste. Eres los personajes que escribí y nunca ganaron aquél concurso. Eres el ataque de pánico, las pizzas a la medianoche, las lágrimas en el teatro, las chelas en el bar recién clausurado, los sellos en mi pasaporte, los sueños gigantes, mi entusiasmo frecuente y mis ganas de irme. Eres la peor persona que nunca he conocido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s